Usted está en: Noticias > LA REHABILITACIÓN DE FACHADAS ALIVIA A LA CONSTRUCCIÓN Y MANTIENE 600 EMPLEOS

LA REHABILITACIÓN DE FACHADAS ALIVIA A LA CONSTRUCCIÓN Y MANTIENE 600 EMPLEOS

Noticia El Comercio
15/05/2016
El sector, que mueve 21,7 millones de euros, tiene en marcha 45 proyectos en los que participan una decena de empresas.
EL COMERCIO. GIJÓN
La rehabilitación de fachadas mueve en Gijón un volumen de contratación de 21.750.000 euros y da empleo a 600 personas. La estimación procede de las firmas punteras del sector, que cuantifican en 45 los proyectos actualmente en ejecución en la ciudad, sin incluir las obras para instalar ascensores y reparar cubiertas. Una decena de empresas diferentes son las que están participando, en obras repartidas prácticamente en cada barrio, en el lavado de cara del parque inmobiliario gijonés.

En un momento en que ya de por sí se hacen más reformas que edificios nuevos por las circunstancias económicas, hay una explicación para el momento de 'boom' que vive el campo de la rehabilitación de fachadas en la villa de Jovellanos. Lo expone Juan Pablo de Castro, director técnico de Esfer: «La causa principal para el panorama actual que tenemos en la ciudad ha sido la circunstancia que se dio desde principios de mayo hasta mediados de agosto del año pasado, donde concurrieron tres subvenciones a fondo perdido, todas ellas compatibles con el resto, para la rehabilitación energética de los edificios».

TRES TIPOS DE AYUDAS
De Castro se refiere a la confluencia de ayudas estatales, autonómicas y locales a disposición de las comunidades de vecinos. La subvención estatal proviene del IDAE, instituto dependiente del Ministerio de Industria; la autonómica proviene de la Consejería de Vivienda del Principado y la local del propio Ayuntamiento que, según destaca el responsable de Esfer, «es el ente que más y mejores subvenciones aporta en este campo de todos los ayuntamientos de Asturias y cuyos importes superan ampliamente lo aportado por el IDAE y el Principado».

En 2015 el Consistorio gijonés destinó a este tipo de ayudas la cifra récord de 14.311.833 euros (incluidas las cantidades comprometidas en anteriores anualidades). El pasado año se tramitaron asimismo 124 expedientes de subvención para rehabilitación de fachadas y 110 de ayudas para la supresión de barreras. En virtud del acuerdo alcanzado entre el gobierno de Foro e IU para la aprobación inicial del Plan General de Ordenación (PGO) el objetivo es elevar el techo de gasto para subvenciones a 20 millones de euros anuales para rehabilitación de viviendas y barrios degradados.

Susana García Rama, gerente de la empresa García Rama, señala que además del solapamiento coyuntural de líneas de ayudas de tres administraciones «también hay que tener en cuenta que las obras de mantenimiento y reparaciones menores de los edificios no son subvencionables, por lo que a las comunidades de vecinos les trae mucha más cuenta hacer una nueva fachada nueva con envolvente por la que sí reciben financiación pública».

SENSIBILIZACIÓN ENERGÉTICA

Las empresas del sector también constatan que existe una mayor sensibilización energética por parte de la ciudadanía. Este incremento de la 'mentalidad sostenible' tiene que ver, explican, «con que la reducción de consumos es algo real y medible y que repercute en un menor desembolso en la factura de la calefacción de los propietarios que han optado por una obra de estas características que, además, permite disfrutar de un edificio estéticamente más moderno y atractivo».

Otra circunstancia que apuntan es la de la climatología que hay en Asturias que, unido a un parque de viviendas envejecido, hace que múltiples hogares en Gijón padezcan en la actualidad problemas de humedades y de condensaciones. Problemas éstos que también están presentes, aseguran, en edificios más modernos y ejecutados con mejores materiales pero pertenecientes a un periodo donde la calidad de lo construido era muy baja y donde la mentalidad de la eficiencia energética aún no había calado en proyectistas y promotores.

Y ahí es donde vienen las soluciones de la mano de la rehabilitación de fachadas. «Estas patologías tan solo pueden resolverse de forma permanente con un aislamiento térmico exterior y en este contexto los sistemas SATE de fachada ventilada han llegado al mercado para conseguir que en las fachadas ejecutadas se eliminen para siempre estos problemas y mejoren muy notablemente la habitabilidad y el confort de cada vivienda», remarcan.

PROMOTORES RECONVERTIDOS

Las empresas que se dedican de forma profesionalizada desde hace años al sector de la rehabilitación de edificios reivindican que su actividad «es un marco de trabajo que tiene pocas similitudes con la construcción tradicional, pero donde han terminado algunas de estas empresas que históricamente se dedicaban a la promoción y construcción por no tener obra en su campo». En su opinión, «esto no beneficia en nada al sector, puesto que entran empresas sin experiencia, sin mano de obra especializada ni personal capacitado para la gestión de subvenciones con cada organismo y sin capacidad financiera para poder ayudar en el pago a las comunidades». En definitiva, critican el intrusismo de «empresas que hoy por hoy no están suficientemente preparadas para dar un servicio óptimo a los clientes y que, de alguna forma, envilecen el mercado de la rehabilitación».

La Fundación Laboral de la Construcción de Asturias asegura que las subvenciones que se dedican a la rehabilitación de vivienda tienen unos niveles de retorno para las administraciones que las aportan del 59,37%, vía impuestos. Sin embargo, en la conciencia de la mayoría de la población se considera que estas ayudas se dan a fondo perdido.

TRES OBRAS DEL PLAN DEL MURO

Los gijoneses siguen mirando de reojo a las nuevas adquisiciones de reformas que se vienen produciendo de cuando en cuando en las fachadas del Muro, donde desde hace más de una década se intenta tapar, sobre todo con vidrio reflectante y muros pantalla, los desmanes cometidos en los años de desarrollismo urbanístico en el principal escaparate turístico de la ciudad. En este momento hay cuatro rehabilitaciones en marcha, con arreglo a los parámetros estéticos y constructivos del plan del Muro, que se ven desde el paseo marítimo. Están en proceso de transformación una manzana completa de Emilio Tuya y un bloque de la calle Jovellanos (el edificio en cuyo bajo estaba Motonáutica) que hace esquina con Cabrales. También se está completando la parte del edificio Marlux que quedó inconclusa en Emilio Tuya esquina con Menéndez Pelayo.

DOS FIRMAS ACAPARAN EL 80% DE LOS TRABAJOS QUE SE ESTÁN LLEVANDO A CABO

Dos firmas, Esfer y García Rama, acaparan en este momento alrededor del 80% de las obras contratadas en la ciudad para ejecutar fachadas ventiladas y llevar a cabo rehabilitaciones energéticas. Estas dos empresas comparten el pódium de las que más trabajan en este sector con empresas como Murart y El Llano Fachadas. Las contratas implicadas aseguran que en este momento existe un desfase de «aproximadamente año y medio» entre la solicitud de subvención para una comunidad de vecinos y la concesión efectiva de la misma y que las listas de espera van en aumento por la elevada demanda existente.

Esfer tiene ahora mismo obras en ejecución en el edificio de La Cantábrica (avenida de la Costa 50-52 y Hermanos Felgueroso 3-5), el edificio Ursulinas (una manzana delimitada por Pablo Iglesias, Hermanos Felgueroso, Cabrales y Cienfuegos), Álvarez Garaya 7, Jovellanos 2 (del plan del Muro), Emilio Tuya 7 (del plan del Muro), Magnus Blikstad 50-52 y calle Lastres 1-3, Casimiro Velasco 19 esquina con Cabrales, Puerto de Palo 6 y Puerto Cerredo 23 (dos torres del Polígono que no distan más de 50 metros la una de la otra donde se está ejecutado en ambas una envolvente en sistema de aislamiento térmico SATE), y la obra en el edificio catalogado de Instituto 8 en cuyo bajo está Deportes Arconada.

Por su parte, García Rama tiene repartidos proyectos en Emilio Tuya 2-4-6-8 (del plan del Muro), San Bernardo 35, avenida de Portugal 5 y 54, Marqués de San Esteban 39 y Plaza Compostela 4.
Prensa