Usted está en: Noticias > LA IGLESIA DE SALESAS RECIBE SU PRIMERA RESTAURACIÓN EN CUATRO DÉCADAS

LA IGLESIA DE SALESAS RECIBE SU PRIMERA RESTAURACIÓN EN CUATRO DÉCADAS

Iglesia Sagrado Corazón de Jesús en Oviedo.
23/08/2016
La obra que ejecuta Esfer sólo afecta al interior e incluye, junto a la limpieza y restauración de los retablos, la pintura y la renovación de la instalación eléctrica.
LA NUEVA ESPAÑA. OVIEDO
Las obras de adecuación y restauración en el interior de la Iglesia del Sagrado Corazón de Salesas están a punto de acabar, tras dos meses de trabajo. Junto a la pintura, la renovación de la instalación eléctrica y la limpieza de las vidrieras se ha acometido la restauración de los retablos. En unos días el templo reabrirá a los fieles y retomará el culto, suspendido mientras se trabajaba en su interior.

El superior de la comunidad jesuita en Oviedo y coordinador de las obras que la compañía lleva a cabo en Asturias, Inocencio Martín, explica que hace más de cuarenta años que no se hacían obras similares a ésta en la iglesia de las Salesas. "No hay cambio en la fábrica de la iglesia", indica, y añade que es "una obra importante, aunque sencilla en su ejecución".

La empresa asturiana Esfer Construcciones y Proyectos se ha encargado de la adecuación del interior de la iglesia, siguiendo el proyecto del arquitecto Antonio J. Piedrafita.

Además de pintar toda la iglesia, incluidos los dos coros y las galerías de la parte superior, se han aprovechado los andamios para limpiar las vidrieras, en buen estado y en las que no ha sido necesaria ninguna reparación.

El restaurador Herminio Fernández, de la empresa Arte y Oro de Gijón, se encarga de los retablos. Se trata de dos hornacinas pequeñas, la de San Ignacio, a la izquierda de la iglesia, datada en el año 1905, y la de San Francisco Javier, de 1961 y con una talla de Manuel Álvarez Laviada del año 1958. Está también el retablo neogótico del altar mayor, que según Herminio Fernández, fue realizado en Barcelona por Juan Riera, en 1902. Los tres están en buen estado, según el restaurador. Solo han requerido una limpieza y el de San Francisco Javier tratamiento contra la carcoma. Y se han reparado algunos golpes.

La iglesia de las Salesas, de la que desde hace treinta años aproximadamente se ocupa la Compañía de Jesús, es un bien cultural de interés general y las obras en su interior fueron informadas favorablemente por el Principado y el Ayuntamiento de Oviedo.

La Compañía, apunta Inocencio Martín, tiene pendiente la rehabilitación del exterior del templo pero de momento carece de recursos para afrontarla. Ver la noticia en La Nueva España.
Prensa